Busca residencia en Google

lunes, 24 de diciembre de 2007

Aumenta la esperanza de vida en Madrid

La esperanza de vida sube hasta los 81,9 años por el control del cáncer y las ECV, así es, La Comunidad de Madrid cuenta con una esperanza de vida superior a la media de todos los países europeos al situarse en 81,9 años, casi dos años más que los residentes de Suiza, el Estado con la mayor esperanza de vida de la Unión, según recoge el Informe del Estado de Salud de la Población de la Comunidad de Madrid, que analiza la progresión entre 2005 y 2006.

El documento señala que la diferencia vital entre hombres y mujeres ha pasado de 7,1 años en 2000 a 6,5 en 2005. En la actualidad, la población femenina de Madrid alcanza los 89,98 años, mientras que los varones viven hasta los 78,43. Según ha destacado Belén Prado, viceconsejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la mejora de la salud de la población madrileña se debe principalmente a la disminución de la mortalidad por enfermedades cardio y cerebrovasculares, y por cáncer, patología que, junto a los problemas circulatorios sigue provocando el mayor número de fallecimientos. 'En la última década los casos se han reducido gracias a la mejora asistencial y a una mayor conciencia social sobre prevención. Hemos conseguido la tasa de mortalidad infantil más baja de nuestra historia', ha comentado Prado. Precisamente este aumento de la longevidad, que irremediablemente provoca un progresivo envejecimiento poblacional, deja pequeños los servicios sanitarios, habitualmente colapsados. A tenor de las cifras, tres de cada cuatro personas mayores de 64 acude a los centros de salud habitualmente, un porcentaje similar si hablamos de los menores de 14 años. En este sentido, la viceconsejera ha hecho un llamamiento a la población para discernir lo que realmente es motivo de consulta: 'Los españoles somos muy frecuentadores de los centros de salud, pero debemos valorar si el caso es lo suficientemente grave como para acudir a la consulta'. Uno de los principales desencadenantes de la hiperfrecuentación es la población inmigrante, que actualmente representa el 13,3 por ciento del censo regional. 'La demanda inmigrante ha saltado de las consultas a las urgencias. Aunque hay información suficiente, este colectivo aún no distingue lo que realmente es una emergencia'. Como medida de prevención, Prado ha remarcado la importancia de los principales estrategias puestas en marcha en la región y que pretenden anticiparse a las previsiones que auguran para Madrid un millón de habitantes más en la próxima década.

Fuente: Cuidado de mayores.com

NOTICIAS Y RESIDENCIAS DE ANCIANOS

.